Sarmiento es
de donde brotan los frutos

11/9/08





Hoy es el día del maestro en toda América.

Felicitaciones a educadores y maestros por eso.
Aunque ya no rueda, al decir de Obligado, "por los trigales virgilianos/ el crujir impulsivo de Sarmiento/ y el sedoso avanzar de Avellaneda" y aunque asistamos a la demolición de su memoria y proyecto, que es el nuestro. Y porque los países también se diseñan, y eso cuesta esfuerzo y paciencia, obstinación y cuidado, y porque festejamos su pasión encendida y enamorada, su sombra de gigante que todavía nos ampara, vaya nuestro minúsculo homenaje al forjador del país, a través de las palabras, otra vez, de Borges.

Comunicación visual?
Que nos perfore, atravesando la Historia, la mirada de Sarmiento.


No lo abruman el mármol y la gloria.
Nuestra asidua retórica no lima
Su áspera realidad. Las aclamadas
Fechas de centenarios y de fastos
No hacen que este hombre solitario sea
Menos que un hombre. No es un eco antiguo
Que la cóncava fama multiplica
O, como éste o aquél, un blanco símbolo
Que pueden manejar las dictaduras.
Es él. Es el testigo de la patria,
El que ve nuestra infamia y nuestra gloria,
La luz de Mayo y el horror de Rosas
Y el otro horror y los secretos días
Del minucioso porvenir. Es alguien
Que sigue odiando, amando y combatiendo.
Sé que en aquellas albas de septiembre
Que nadie olvidará y que nadie puede
Contar, lo hemos sentido. Su obstinado
Amor quiere salvarnos. Noche y día
Camina entre los hombres, que le pagan
(Porque no ha muerto) su jornal de injurias
O de veneraciones. Abstraído
En su larga visión como en un mágico
Cristal que a un tiempo encierra las tres caras
Del tiempo que es después, antes, ahora,
Sarmiento el soñador sigue soñándonos.