¡Impresa la gráfica para el primer disco de la notable banda de cabaret político Guatemalacamón!

3 comentarios

8/5/08

Antes de pasarlo de la sección proyecto de la web del Ojo a la de Packs, muy contentos todos con el resultado, lo colgamos ya mismo en el blog, calentito como está de recién salido del horno Indigo (agradecemos a Mario Farías por su disposición y recomendaciones) de Grafikar. De paso lo comentamos un poco.
Aluvión Zoológico saldrá a las pistas en breve, y seguramente lo escucharemos mucho. Es el primer disco de la banda liderada por Fernando Lanza y Conrado Ferre (próceres con la espada, con la pluma y la palabra). El CD incluye futuras gemas de la música popular como Cuando llegue el tiempo, Frank Sinatra, Leí la Ley, Puchero Song, Estercita, Las grandes causas...
Dicho sea de paso, Guatemalacamón tendrá en un tiempo web propia que nos ha encargado y que estamos empezando a proyectar.
Por eso, antes que nada, muchas gracias a la sofisticada banda de bon vivants platenses que nos permitió escuchar el disco antes de terminar la mezcla, nos invitó a los ensayos y recitales y fue muy receptiva a nuestras consultas. Sobre todo muchas gracias a Fernando, quien estimuló nuestra propuesta desde el embrión.
A la hora de plantear una gráfica, ya desde el título del disco quedaba establecida la referencia a la política argentina. Por eso concluimos que era simbólicamente más rico y que aportaría mucho a la imágen (además de establecer un toque de humor) si jugábamos con la idea del aluvión zoológico como si no tuviéramos noción de cual significado tenía la famosa frase del diputado Sanmartino, desechando la idea obvia de la imagen de Eva o Perón o muchedumbres ocupando la Pza de Mayo.
El "extrañar" la imagen del aluvión zoológico, quebrarla del significado que tiene incorporado ya por todos nosotros y tomarla en su sentido literal, haciendo como caer animalitos del cielo, dándole un toque pedantón a la imagen mediante el alambicado uso de viñetas del siglo XIX permite aventurar el estilo de la banda, y nos prepara para un disco que tiene ecos costumbristas y políticos, pero que más que nada, se ríe. A lo mejor por no llorar.